El Autopilot de Tesla se cobra una nueva víctima

Saltando de un Tesla en marcha

Quizás esto es lo que debería haber pasado si se hubiesen complicado un poco las cosas para este joven Youtuber.

El Autopilot de Tesla es una de las tecnologías más avanzadas del sector del automóvil, puede que la que más; pero mal usada, puede ser una herramienta que provoque mucho daño. Es algo que, lamentablemente, hemos tenido que aprender por las malas durante estos años.

La cantidad de accidentes en los que Autopilot se ha visto involucrado en los últimos es demasiada para contarla, e incluso en algunos casos ha terminado con muertes. Pese a eso, muchos usuarios no parecen comprender que el Autopilot es una ayuda a la conducción, no un «piloto automático» real.

Tesla en modo Autopilot, capaz de tomar el control del coche

Algo que el canal de Youtube Chikichu ha demostrado a lo bestia.

Para demostrar que su Tesla es capaz de conducir por su cuenta, decidió saltar de su coche en marcha y dejar que este siguiese su camino. Por el camino, desveló algunas de las medidas que Tesla ha implementado para evitar que hagamos justo eso.

La primera medida es la propia activación del Autopilot, que sólo es posible a una velocidad de 30 km/h aproximadamente; suficiente como para pensarte dos veces eso de saltar. El «truco» está en acelerar, activar el Autopilot, y entonces bajar la velocidad manualmente con los controles en el volante.

El principal obstáculo si queremos salir del coche en marcha está en el cinturón de seguridad; si no lo tenemos puesto, el Autopilot no se puede activar, y si nos lo quitamos con el coche en marcha, inmediatamente se desactivará.

Podemos conectar el cinturón de seguridad sin ponérnoslo, claro, pero entonces el «problema» es que no podemos abrir la puerta, que permanece bloqueada si el cinturón está puesto.

Por lo tanto, la única manera de hacer que el coche conduzca sin nadie en el asiento del conductor es activar el Autopilot con el cinturón conectado y bajar la ventanilla lo máximo posible; a partir de entonces, es cuestión de flexibilidad y algo de estupidez.

¿Y qué es lo que pasa? Que consigues engañar al sistema y este sigue conduciendo sin problemas aparentes. Por supuesto, la velocidad a la que va es muy baja, pero aún así no deberías repetir esta payasada ni de broma, y mucho menos en carreteras públicas donde puedes implicar a personas inocentes.

Además, dentro de nada no será necesario comprobar nada: Tesla ya está trabajando en una actualización que ofrecerá autonomía completa, y el plan es permitirnos usar nuestro coche en servicios de ridesharing, en los que los pasajeros no tendrán que hacer nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.