Ahora, el pan de molde llega en furgoneta eléctrica

Bimbo, una de las mayores organizaciones del sector alimentario en España, y Nissan han firmado un acuerdo de colaboración por la que la primera compra 11 furgonetas eléctricas Nissan e-NV200 de la segunda para cubrir parte de su servicio de reparto.

A partir de ahora, el pan de molde llegará a los supermercados en furgoneta eléctrica. No todo, porque Bimbo suministra a millones de hogares cada día, pero sí una parte gracias al acuerdo que la empresa alimentaria, que acaba de adquirir 11 unidades de la Nissan e-NV200.

“Estas furgonetas van a sustituir a otras diésel que formaban parte de la flota de vehículos de los supervisores de ventas”, explica Nissan en un comunicado. “Esta apuesta se enmarca en la iniciativa que Grupo Bimbo está llevando a cabo a nivel global y que da respuesta a su Compromiso con el Planeta“, prosiguen.

Las 11 furgonetas eléctricas que Bimbo ha comprado a Nissan se destinarán a distintas delegaciones de ventas ubicadas en España Peninsular, entre ellas, Gavá (Barcelona), Asturias y Alicante. Para 2025, Bimbo tiene como objetivo sustituir el total de los vehículos tradicionales que utilizan los supervisores de ventas en España por otros, que utilicen energías alternativas con bajas o nulas emisiones de CO2.

Nissan e-NV200, las nuevas furgonetas eléctricas de Bimbo

Las furgonetas adquiridas por la compañía, con una batería de 40kWh, dan una autonomía de 275 km con una sola carga. Es la segunda generación de esta furgoneta de cero emisiones que llegó al mercado en 2014, creando un segmento por entonces casi inexistente: el de los vehículos comerciales 100% eléctricos.

La Nissan e-NV200 no solo contribuye a mejorar la calidad del aire, sino que también supone una menor inversión de recursos en combustible y mantenimiento. “El vehículo se convierte así en un elemento indispensable para asegurar un reparto de mercancías de última milla totalmente sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, prosigue Nissan.

La Nissan e­NV200 ofrece una conducción silenciosa, por lo que no se producen vibraciones, ruidos mecánicos ni cambios de marcha, lo que proporciona a sus conductores una sensación tranquila de modo de conducción, garantizando trayectos sin estrés para los conductores, así como unas entregas y recogidas sin molestias para los residentes.

Una oficina sobre ruedas

La furgoneta 100% eléctrica Nissan e­NV200 cuenta con 4,2m³ de espacio de carga, suficiente para albergar dos europalés o una carga de hasta 701 kg.

Además, gracias a la amplia abertura de los portones traseros y a las dos puertas laterales deslizantes, el proceso de carga resulta rápido y fácil. El asiento de pasajeros delantero también se puede plegar si es necesario, para formar un escritorio. También hay muchos espacios de almacenamiento al alcance del conductor desde su asiento.

Además, la aplicación NissanConnect EV ayuda a los conductores a aprovechar al máximo su Nissan e­NV200 para organizar mejor sus desplazamientos diarios.

Esta aplicación se controla a través de un smartphone, tablet u ordenador, y permite a los propietarios seguir de manera intuitiva y registrar los informes del conductor digitalmente. Permite comprobar información sobre el nivel de carga de la batería, poner en marcha la recarga de la batería y configurar el climatizador del vehículo a distancia.

La furgoneta e­NV200 cuenta con un sistema de carga bidireccional. Esto significa que el punto de carga no solo permite subministrarle energía eléctrica a la batería sino también subministrar esta energía a una casa o a una oficina. Es el sistema que se conoce como “del vehículo a la red” y que permite la gama eléctrica de Nissan. Esta integración de la e­NV200 (y también del Nissan LEAF) permite, por ejemplo, ahorrar en la factura de la luz. Y es que se puede conectar a la red en hora punta, cuando la electricidad es más cara; o en caso de emergencia. También puede servir para almacenar la energía eléctrica generada por fuentes renovables que, de no ser así, se perdería.

Comparte