Un Tesla Model S P85+ modificado da como resultado un 30% más de potencia

¿Cómo se hace?

Jason Hughes es un informático aficionado del mundillo de Tesla, que mete mano a sus coches y hace modificaciones realmente impresionantes y que en su momento fue capaz de instalar el sistema Autopilot a su Model S P85, y que ahora ha vuelto a toquetear.

La nueva modificación ha consistido en instalar una batería de 90 kWh, una batería que además de un extra de autonomía le permite sacar mayor partido al motor trasero original. Mediante un sistema de desarrollo propio, Hughes ha logrado hacer creer al ordenador del Tesla que es una versión con dos motores, un D, para de esa forma exprimir todo el potencial del sistema de propulsión.

El resultado es un P85+ que pasa de los 421 CV del modelo original, a los 560 CV, con un par motor(torque) de 651 Nm. Esto supone un incremento del 30% de la potencia del coche.

 

Un “hackeo” que además vive en una casa que cuenta con una masiva instalación fotovoltaica de 44 kW de potencia, respaldada por tres packs de baterías procedentes de varios Model S 85, que suman una capacidad total de 191,25 kWh.

Un verdadero “loco” de los coches eléctricos, de Tesla y de las energías renovables, que ha puesto en marcha el primer Tesla realmente modificado a nivel del sistema de propulsión.

 

 

Deja un comentario