La producción de celdas tipo 2170 comienza en la Gigafactory

En la misión de Tesla de acelerar la transición del mundo a la energía sostenible, a través de vehículos eléctricos cada vez más asequibles, además de la generación y almacenamiento de energía renovable, está el corazón de estos productos, las baterías.

Hoy en la Gigafactory, Tesla y Panasonic comienzan conjuntamente la producción células de batería de iones de litio, que se utilizará en los productos de almacenamiento de energía de Tesla y en el Model 3.

La célula cilíndrica “2170” de alto rendimiento fue diseñada conjuntamente por Tesla y Panasonic para ofrecer el mejor rendimiento al menor costo de producción, idóneo tanto para vehículos eléctricos como para productos energéticos.

El proyecto de la célula “2170” comenzó en Diciembre y hoy la producción comienza en las células que serán utilizadas en los productos Tesla. La producción de estas células para el Modelo 3 seguirán en segundo cuatrimestre de 2017 y en 2018, la Gigafactory producirá 35 GWh / año de células de iones de litio, casi tanto como el resto de la producción mundial.

La Gigafactory se está construyendo en fases para que Tesla, Panasonic y otros socios puedan comenzar a fabricar inmediatamente dentro de las secciones terminadas y seguir expandiéndose a partir de entonces. El enfoque por fases también permite aprender y mejorar continuamente las técnicas de construcción y operación mientras se continua reduciendo el costo del almacenamiento de energía.

Actualmente, la estructura actual tiene una huella de casi 6 millones de metros cuadrados, albergada en 15 millones de metros cuadrados de espacio operativo en varios pisos. Y todavía el proyecto está por debajo del 30 por ciento. Una vez completado, el Gigafactory será el edificio más grande del mundo.

Con el Gigafactory funcionando y aumentando la producción, el costo de las células de la batería disminuirá significativamente debido al aumento de la automatización y el diseño de procesos para mejorar el rendimiento, al mismo tiempo que la reducción de la inversión de capital por Wh de producción, debido a la optimización de localizar la mayoría de los procesos de fabricación bajo un mismo techo.

Al reducir el coste de las baterías, se puede hacer que los productos estén disponibles para un público mayor, lo que permite hacer un mayor impacto en la transición del mundo a la energía sostenible.

Por último, llevar la producción de células a los Estados Unidos permite crear miles de empleos en Estados Unidos. Sólo en 2017, Tesla y Panasonic contratarán a varios miles de empleados locales y en la producción máxima, Gigafactory empleará directamente a 6.500 personas e indirectamente creará entre 20.000 y 30.000 trabajos adicionales en las regiones circundantes. Estará contento Donald Trump

Deja un comentario