Tesla Model 3 podría establecer el estándar de recarga para vehículos eléctricos

Tesla Model 3 podría establecer el estándar de recarga para vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos y la infraestructura de carga siempre han tenido el problema de la gallina y el huevo, ¿qué viene primero? ¿los vehículos eléctricos o las estaciones de carga?.

Tanto la flota de Vehículos eléctricos como las redes de carga han crecido lado a lado. Sin embargo, esto ha dado lugar a diferentes conectores de carga en diferentes regiones y aún no hay un claro ganador, pero que podría estar a punto de cambiar.

El Tesla Model 3 está en camino de convertirse en el primer vehículo eléctrico producido en masa, con cientos de miles por año y podría tener un peso muy grande en los estándares de carga.

Si se cumple el plan maestro de Elon Musk, y se ejecuta la producción del Model 3 tal y como se espera, el vehículo se convertiría en el más popular de los 100% eléctricos a nivel mundial dentro de 12-18 meses.

La flota mundial Model 3 sería más grande que la flota de Nissan Leaf, la flota de BMW i3, o incluso propio Model de Tesla S o la flota del Model X, todas las cuales han estado creciendo durante años.

La red de Supercharger y Destation Charging de Tesla es probable que sigan siendo la fuente primaria de carga fuera del hogar, pero las redes independientes, que actualmente representan la mayoría de las estaciones de carga, están mirando siempre para poder dar apoyo a los vehículos eléctricos más populares, intentando dar el conector de carga del que más vehículos se puedan aprovechar.

 

¿Conector estándar de Tesla?

Los fabricantes de vehículos eléctricos han sido fuertemente forzados para que dependan de esas redes de carga independientes, como eVgo y Blink, que pueden crear relaciones complicadas entre los fabricantes de automóviles, propietarios y las redes.

La mayor parte de esas redes independientes soportan diferentes tipos de normas SAE J1772, con tal de ser la norma para el nivel 2 de carga y sistema de carga combinada (CCS) para DC de carga rápida en América del Norte. En Japón y Europa, el estándar de carga CHAdeMO para la carga rápida ha sido históricamente el más popular, pero su futuro es incierto en este momento con varios fabricantes de automóviles que se unen a la norma CCS.

Tesla ha estado utilizando su propio estándar para apoyar el nivel 1, 2 y 3 en el mismo conector – excepto en Europa, donde se obliga a usar los Mennekes enchufe estándar. A menudo se considera como una solución más simple y elegante. Aquí están todos los diferentes conectores:

Tesla se ha basado en una serie de adaptadores para que los propietarios de Tesla puedan tener acceso a las estaciones que no sean Tesla para realizar una carga.

Aunque en general se cree que Tesla utilizará el mismo estándar para el próximo Model 3, la compañía aún tiene que confirmarlo.

Los puertos de carga en las versiones candidatas del Model 3 vistos hasta ahora siempre han sido cerrada y el pestillo de acceso no nos dice mucho acerca de ello:

puerto de carga Tesla Model 3

 

Supercharger de Tesla actualmente tiene una capacidad de 145 kW

Tesla ha estado creciendo rápidamente su red Supercharger en previsión del Model 3 y las nuevas estaciones hasta el momento sólo han aparecido con el conector estándar de Tesla.

El estándar Supercharger de Tesla actualmente tiene una capacidad de hasta 145 kW , pero los vehículos tienen un límite de ~120 kW. La norma CCS tiene actualmente una capacidad de hasta 200 kW, aunque ninguna estación actualmente ofrece ese tipo de potencia de carga ni ningún vehículo eléctrico sería capaz de recibirla.

Pero ofrece espacio para mejoras futuras para vehículos, entre ellos un camino a una potencia de 350 kW, lo que podría cobrar un vehículo de largo alcance en cuestión de minutos en lugar de una hora en las mejores estaciones de carga rápida de corriente continua.

El Model 3 podría convertirse en uno de los primeros vehículos, capaces de tomar las salidas de potencia más altos de estos próximos nuevas estaciones de carga debido a las nuevas células 2170 que Tesla y Panasonic han diseñado.

El CEO de Tesla, Elon Musk también mezcló algo más las cosas cuando le preguntaron acerca de la futura capacidad de Cargadores de Tesla, sugirió que la próxima versión “3” de la estación de carga rápida de Tesla podría tener una potencia superior a 350 kW .

La norma CCS Actualmente no planea una capacidad de más de 350 kW, lo que lo hace sonar como Tesla tiene su propia visión para la carga más allá de la promoción de la CAC. Independientemente de con qué conector estándar termine usando el Model 3, es probable que se convierta en el estándar más popular si Tesla cumple con sus planes de producción.

¿Qué opinas del impacto del Modelo 3 estará en las normas y la infraestructura de carga? Háganolo saber en la sección de comentarios.

Ex ejecutivos de Tesla planifican su propia Gigafactory en Europa

Ex ejecutivos de Tesla planifican su propia Gigafactory en Europa

El ex vicepresidente de gestión de suministro de Tesla, Peter Carlsson, ha lanzado oficialmente su nueva empresa llamada “North Volt” (Norte voltios) junto con otro ex ejecutivo de la cadena de suministro de Tesla, Paolo Cerruti, y financiado por inversores suecos con el objetivo de crear una Gigafactory en Europa.

Los ejecutivos planean construir su propia Gigafactory en Europa para las baterías de ión-litio, y posiblemente, en Suecia o Finlandia. Tienen el ambicioso objetivo de reducir el coste de las baterías por debajo de 100 dólares / kWh.

Carlsson dijo sobre esto sobre el nuevo proyecto (a través de Breakit, un medio Sueco)

“Tenemos una serie de jugadores que tienen acceso al proyecto a partir de ahora. Esperamos generar la confianza suficiente en el proyecto durante el próximo año, cuando lo que realmente necesitamos para poner la pala en el suelo y construir una fábrica es capital. Se estima que costará 40 mil millones de coronas, en cuatro fases. VINNOVA y la Agencia Sueca de Energía fueron los primeros en apoyar “.

4 mil millones de dólares

En total es alrededor de 4 mil millones de dólares y, por tanto, que sin duda tendrá una capacidad calculada en GWh a.

Mientras que la compañía se lanzó oficialmente esta semana, se fundó realmente el año pasado después Carlsson y Cerruti dejaron Tesla.

Los dos son ejecutivos altamente experimentados, pero su experiencia en Tesla en los últimos años es probablemente la más relevante para esta nueva puesta en marcha, ya que estaban a cargo de la cadena de suministro y la idea detrás de la Gigafactory es básicamente la gestión de la cadena de suministro de baterías, es decir, suya.

Carlsson, que ahora es CEO de North Volt, se unió a Tesla en 2011 y se fue en 2015. Durante esos cuatro años fue el director de la cadena de abastecimiento y suministro mientras que Cerruti estaba a cargo de la planificación de la cadena de suministro y se convirtió en director de operaciones en Norte Volt después de que dejó de Tesla en febrero de 2016.

Ocupó cargos similares en Renault y Nissan antes de unirse a Tesla en 2012.

Desde que Tesla confirmó que planea construir una Gigafactory en Europa, el gobierno sueco ha expresado su interés en la atracción de la compañía, pero Norte Volt también está recibiendo el apoyo local según la propia compañía.

Ellos están planeando para asegurar la financiación y la ubicación a lo largo de los próximos 2 años con el fin de iniciar la construcción en el año 2019. Si todo va según lo previsto, la producción comenzaría en 2020 y poder llegar a los 32 GWh en plena producción en el 2023.

La presentación final del Tesla Model 3 será en Julio

Cualquier noticia oficial que tengamos sobre el Tesla Model 3 es bienvenida, ya que se aproxima el momento de conocer el modelo final, también las fechas en las que el coche podría ser una realidad, en manos de compradores.

Ya hay más de 400.000 reservas de este vehículo, y demasiado interés por potenciales compradores que quieren saltar al mundo eléctrico con un modelo más asequible por parte de Tesla.

Lo que os tenemos que comentar hoy es que el Model 3 va a entrar en producción en julio de este año, esto implica dos cosas:

  • La primera, que tendremos la tercera y última presentación del Model 3, y de la mano acceso a un configurador en el que poder ver cómo es realmente el coche.
  • La segunda, que tienen que anunciar el emplazamiento de nuevas ‘gigafactorías’. Van a hacer falta muchas baterías para cubrir la demanda, y baterías más modernas.

Además del configurador, que es un tema mucho más importante de lo que parece, os recuerdo que el coche tiene un precio de partida de 35.000 dólares, pero eso es para el modelo más básico que van a ofrecer.

 

Aproximadamente en julio tendrá lugar la tercera y definitiva presentación del Tesla Model 3

La información inicial nace de una carta enviada a los accionistas de la marca, no es ninguna especulación. Siendo más concretos habría que decir que las primeras unidades se producirán en Julio, pero el grueso de la producción comenzará en Septiembre.

De nuevo, nada claro sobre fechas reales para el comprador, pero al menos nos podemos ir haciendo una idea, la cosa va hacia adelante. Es curioso que las primeras reservas que se atenderán son aquellas realizadas por empleados de Tesla y Space X (unas 10.000 unidades).

Adicionalmente tenemos que saber que este mismo mes, a principios, Tesla ha estado construyendo prototipos del Tesla Model 3, necesarios para probar cosas – diseño, fabricación -, y enseñar donde haga falta. Hace unos días aparecía una foto del equipo de fabricación con un nuevo chasis como protagonista: era el chasis del pequeño Tesla.

La fabricación de la primera tirada de coches tendrá lugar en Freemont, con las baterías de la ´Gigafactoría’ que ya tienen en funcionamiento, y desde enero están creando baterías de nueva generación – conocidas como 2170 – que irán destinadas al Tesla Model 3, también a productos de almacenamiento.

¿Cuántos coches quieren hacer?

Si nos situamos a final de año, a Tesla le gustaría estar creando 5.000 unidades del Tesla Model 3 cada semana, para doblar esa producción en 2018.

Hablar de crear medio millón de coches anuales es mucho hablar, para eso no queda otra que tener más fábricas de coches y baterías. Para esto ya está operativa la ‘Gigafactory 1’ en Nevada, una ‘Gigafactory 2’ en Buffalo – realmente es la planta solar -, y ahora se busca emplazamiento para dos más, incluso se habla de una hipotética Gigafactory 5.

 

La producción de celdas tipo 2170 comienza en la Gigafactory

En la misión de Tesla de acelerar la transición del mundo a la energía sostenible, a través de vehículos eléctricos cada vez más asequibles, además de la generación y almacenamiento de energía renovable, está el corazón de estos productos, las baterías.

Hoy en la Gigafactory, Tesla y Panasonic comienzan conjuntamente la producción células de batería de iones de litio, que se utilizará en los productos de almacenamiento de energía de Tesla y en el Model 3.

La célula cilíndrica “2170” de alto rendimiento fue diseñada conjuntamente por Tesla y Panasonic para ofrecer el mejor rendimiento al menor costo de producción, idóneo tanto para vehículos eléctricos como para productos energéticos.

El proyecto de la célula “2170” comenzó en Diciembre y hoy la producción comienza en las células que serán utilizadas en los productos Tesla. La producción de estas células para el Modelo 3 seguirán en segundo cuatrimestre de 2017 y en 2018, la Gigafactory producirá 35 GWh / año de células de iones de litio, casi tanto como el resto de la producción mundial.

La Gigafactory se está construyendo en fases para que Tesla, Panasonic y otros socios puedan comenzar a fabricar inmediatamente dentro de las secciones terminadas y seguir expandiéndose a partir de entonces. El enfoque por fases también permite aprender y mejorar continuamente las técnicas de construcción y operación mientras se continua reduciendo el costo del almacenamiento de energía.

Actualmente, la estructura actual tiene una huella de casi 6 millones de metros cuadrados, albergada en 15 millones de metros cuadrados de espacio operativo en varios pisos. Y todavía el proyecto está por debajo del 30 por ciento. Una vez completado, el Gigafactory será el edificio más grande del mundo.

Con el Gigafactory funcionando y aumentando la producción, el costo de las células de la batería disminuirá significativamente debido al aumento de la automatización y el diseño de procesos para mejorar el rendimiento, al mismo tiempo que la reducción de la inversión de capital por Wh de producción, debido a la optimización de localizar la mayoría de los procesos de fabricación bajo un mismo techo.

Al reducir el coste de las baterías, se puede hacer que los productos estén disponibles para un público mayor, lo que permite hacer un mayor impacto en la transición del mundo a la energía sostenible.

Por último, llevar la producción de células a los Estados Unidos permite crear miles de empleos en Estados Unidos. Sólo en 2017, Tesla y Panasonic contratarán a varios miles de empleados locales y en la producción máxima, Gigafactory empleará directamente a 6.500 personas e indirectamente creará entre 20.000 y 30.000 trabajos adicionales en las regiones circundantes. Estará contento Donald Trump

Galicia y Portugal se enzarzan en una pugna por la fábrica de Tesla Motors

Si en mayo un simple tuit de tres palabras desató la fiebre Tesla Motors en Valencia, ahora son los movimientos de Portugal para hacerse con la gran fábrica del coche eléctrico los que han sacudido Galicia. La batalla para hacerse con la factoría de automóviles y baterías del gigante del coche eléctrico se ha desencadenado de la forma más inopinada entre Galicia y el país vecino, ante la proximidad, probablemente a lo largo de 2017, de la supuesta decisión sobre la ubicación de la planta europea.
El primer paso al frente lo han dado las instituciones portuguesas, que ya están ofreciendo terrenos concretos para la denominada Gigafactory2, donde se fabricará para Europa el aún inexistente pero ya célebre Tesla Model 3. Algunas de esas posibles ubicaciones están tan cerca de Galicia como Viana do Castelo, una localidad fronteriza de apenas 47.000 habitantes que exhibe su proximidad a Vigo y a sus infraestructuras como uno de sus principales argumentos. Empujados por esa candidatura, Galicia ha reaccionado. El Igape, el brazo inversor de la Consellería de Economía de la Xunta, prepara una oferta para la multinacional en colaboración con organismos como la Zona Franca de Vigo y la Autoridad Portuaria de la misma ciudad, mientras distintos foros empresariales promueven soluciones en forma de suelo empresarial.

El ‘conselleiro’ de Economía, Francisco Conde, confirmó que Galicia “estará ahí” y que la Xunta “pondrá todos los instrumentos a su alcance” para acoger la fábrica. Más recientemente, el presidente del puerto vigués, Enrique López Veiga, un ‘exconselleiro’ de Fraga con un fuerte ascendiente en el Partido Popular gallego, reconoció que se está preparando una ofensiva para atraer a Tesla. “Estamos trabajando en ello, conociendo el interés de Tesla de cara a ver qué vamos a atender”, resumió.
En todos los foros en los que se analizan posibles ubicaciones surge siempre el nombre de una muy concreta: la Plataforma Logística e Industrial de Salvatierra-As Neves (Plisan), un parque empresarial de tres millones de metros cuadrados impulsado en tiempos de bonanza por un consorcio de administraciones, ideado como una especie de puerto seco para Vigo que, más de una década después, no es más que una finca abandonada.

La implantación de Tesla daría sentido por sí sola a la Plisan, como ya pudo ocurrir hace cinco años con otro proyecto que resultó fantasma, también vinculado al coche eléctrico. En aquella ocasión era una planta de baterías de litio para Mitsubishi. Una serie de sentencias judiciales que castigaron las irregularidades urbanísticas del parque empresarial fueron el primer impedimento. El segundo y definitivo fue el abandono del proyecto por parte de la compañía japonesa. La experiencia de Galicia en fiascos relacionadas con los vehículos eléctricos no se detiene ahí: en vísperas de las elecciones municipales de 2011, el entonces presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Balitar, prometió una planta de la británica Xero en su provincia para crear un modelo específico que crearía más de 1.000 puestos de trabajo. De aquel coche, conocido popularmente como baltarcito, nunca más se supo.

 

 

Campaña en Portugal

No hay razones para suponer que ahora Tesla vaya a asentarse en la Península ibérica. Son decenas los países europeos que desean atraer la Gigafactory2, pero la campaña para que recale en Portugal es incansable y Galicia no le va a la zaga. Y como en Valencia o en el país vecino, en Vigo también se hace uso de internet y de las redes sociales. Hasta ocho son las razones que justificarían la instalación en Vigo de la megafactoría que expone el ingeniero Eloy Coto, del colectivo Vigo Labs, en su blog monográfico. Sus argumentos son: la disponibilidad de suelo industrial a buen precio en el entorno de la ciudad, la favorable logística (puerto, aeropuerto, tren, AVE…), la existencia de cientos de científicos e ingenieros bien formados, las ayudas públicas, un clúster de la automoción autonómico, la buena calidad de vida para los trabajadores, un ecosistema de energías renovables y la cultura industrial de Vigo.

En Portugal se ha seguido un modelo similar, con una página de Facebook denominada ‘Bring Tesla Gigafactory to Portugal!’ que cuenta con más de 25.000 miembros. “Mostrémosle a Tesla cómo de bienvenida que será en Portugal y por qué Portugal es el lugar ideal para su nueva fábrica en Europa”, reza la cuenta, desde la que se organizan actos de apoyo a la candidatura. Además de Viana do Castelo, al menos otros tres municipios vinculados al mundo del motor ya han ofrecido terrenos y facilidades. Se trata de Manguadle, Palmela y Torres Vedras, mientras el Gobierno luso, a través del Ministério da Economía y la AICEP (Agência para o Investimento e o Comércio Externo de Portugal), inicia los contactos con la compañía.

El fundador de Tesla, Elon Musk, presenta el Model X. (Reuters)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el caso de Viana, los ‘lobbies’ empresariales e institucionales utilizan como reclamo la proximidad del polo automovilístico vigués, donde está instalada la factoría de PSA de Peugeot-Citroën, y de infraestructuras claves como el puerto y el aeropuerto de la ciudad española, principal polo industrial de Galicia. Su alcalde, José María Costa, presume de “proximidad con Galicia” y de la existencia en su entorno de “muchos fabricantes de componentes de automoción”, todos ellos crecidos al calor de la fábrica viguesa de Citroën.

La gigafactoría de Tesla, que fabricará tanto el esperado Model 3 como sus baterías de ion litio, supondrá una inversión de 4.000 millones de euros y la creación de entre 5.000 y 10.000 puestos de trabajo. El precio del suelo donde instaló su fábrica americana se disparó. La compañía de Elon Musk confirmó recientemente que en 2017 elegirá el lugar de Europa al que, supuestamente, le tocará la lotería. Y la subasta no ha hecho más que empezar.