Plan A. Los coches “sin dispositivo ambiental” no podrán aparcar en 2020 en el centro de Madrid

Plan A de calidad del calidad del aire

El Ayuntamiento de Madrid a través del Plan A, prohibirá a partir de 2020 aparcar en el estacionamiento regulado de la almendra central de la ciudad, zona interior de la M-30, a todos los vehículos “sin dispositivo ambiental”, es decir, los más contaminantes, que desde 2025 tendrán limitada la circulación en el término municipal.

Esta es una de las medidas contenidas en el Plan A de calidad del aire de Madrid presentado hoy por la alcaldesa, Manuela Carmena, y la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, que incluye, entre otras medidas, reducir a 70 kmh la velocidad de circulación en la M-30 PERMANENTEMENTE y los accesos a la capital a partir de 2018.

“La adopción de medidas no debe demorarse”, dice el borrador presentado hoy, “dado que el impacto del cambio climático es cada vez más patente en las ciudades, que son además importantes emisoras de gases de efecto invernadero”.

 

Los objetivos del Plan A

Entre los objetivos del plan está cumplir con el Acuerdo de París y la Agenda Climática de la UE, por el que España y Madrid han sido multadas, así como el nuevo Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía. Este último pasa por reducir un 40% (respecto a 1990) la emisión de gases de efecto invernadero en 2030.

El Ayuntamiento delimitará un área central “cero emisiones” donde se eliminará el tráfico de paso solamente a vehículos ECO y CERO e impulsará un nuevo modelo de movilidad en el que se dará prioridad al peatón, a la bicicleta, al transporte público y a los vehículos menos contaminantes. Además, se rediseñarán las principales calles para reducir “el espacio dedicado al automóvil” y potenciar los carriles bici y el transporte público y el espacio para el peatón.

Además, se crearán “zonas 30” en las que los vehículos no podrán circular a más velocidad que los 30 kilómetros por hora, como la que se proyecta ya para buena parte del distrito de Chamberí, y se incrementarán de forma progresiva las plazas de aparcamiento subterráneo dedicadas a los residentes en detrimento de las de rotación.

El borrador nos parece magnífico y estamos ansiosos por que comiencen a ejecutarlo.

Aquí os dejamos el link del streaming:

 

Diez empresas emiten el 28% de todos los gases de efecto invernadero en España

Diez empresas —eléctricas, cementeras y de hidrocarburos— emitieron en 2015 el 28% de todos los gases de efecto invernadero registrados en España. Ese año, el último del que se tienen datos cerrados, se expulsaron a la atmósfera más de 339,3 millones de toneladas de estos gases (fundamentalmente CO2). Y solo estas diez compañías expulsaron 95,2 millones de toneladas. El listado lo encabeza Endesa, con una fuerte presencia en la generación de electricidad con carbón. De hecho, nueve de las diez instalaciones más emisoras del país son térmicas de carbón.

España está obligada a registrar anualmente sus emisiones de gases de efecto invernadero, tanto las que están sujetas al sistema de derechos de emisiones como las que no. Además, también debe registrar las instalaciones que más gases emiten en el Registro Nacional de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero (RENADE). Partiendo de estos datos, el Observatorio de la Sostenibilidad ha realizado un informe sobre las grandes empresas emisoras de España. Las diez compañías que encabezan ese listado son: Endesa, Repsol (incluyendo Petronor), Gas Natural Fenosa, Hidrocantábrico, ArcelorMittal, E.ON, Cepsa, Cemex, Iberdrola y Cementos Portland.

Nueve de las diez instalaciones más emisoras de nuestro país son centrales térmicas de carbón. Cuatro son propiedad de Endesa, dos pertenecen a Hidrocantábrico, otras dos a Gas Natural Fenosa y una a E.ON. La otra instalación que figura en el listado elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad es la fábrica de acero que ArcelorMittal tiene en Asturias.

París combate ahora la contaminación restringiendo los vehículos diésel más viejos

Otra racha de contaminación en París ha sido la ocasión para desplegar nuevas medidas centradas en reducir las emisiones en el transporte. Después de que en años anteriores se viviesen restricción en el tráfico según el número de matrícula, o se terminase reduciendo la velocidad en el centro a 30 km/h, ahora el equipo de la alcaldesa Anne Hidalgo ha optado por una medida algo más concreta.

Creemos que esta medida tiene algo más de sentido que la Madrileña, ya que tu puedes tener un coche nuevo comprado este mismo mes, que si su matrícula coincide con la prohibición, no podrás circular. En cambio un Opel Kadett de 1990 que su matrícula sea la permitida podría circular perfectamente. WTF?

Se trata de limitar la circulación “tan solo” a los modelos diésel que más contaminan. Para lograr esto, se han repartido etiqueta y registrado por franjas de edad. De esto modo, los matriculados entre 1997 y 2000, que ostentan una pegatina gris, tendrán durante los próximos días prohibido circular por la capital de Francia.

Se calcula que un 6% del parque automovilístico galo corresponde a esa categoría. Además, el ayuntamiento trabaja ahora para hacer lo propio con el siguiente segmento, es decir, con los vehículos matriculados entre 2001 y 2005, etiquetados con un distintivo marrón.

La verdad es que las autoridades de París se muestran preocupadas porque las medidas tomadas otros años no fueron del todo efectivas para reducir las emisiones de agentes nocivos para la salud. Entre estas incluyen el haber ofrecido transporte público gratuito.

Desde la web Europe Automotive News han recopilado alguna de las impresiones de los parisinos más conscientes de la boina de la ciudad, que dicen sentir verdaderamente la contaminación y atravesar problemas respiratorios. Veremos si finalmente, de seguir así las cosas, Hidalgo cumple con su programa de prohibir el acceso a los diésel en 2020.