En Tesla el seguro y el mantenimiento estarán incluídos

Venta directa sin concesionarios, incluido seguro y mantenimiento en el precio del coche. Tesla quiere revolucionar todo.

Tesla, la compañía de Elon Musk ha empezado a plantearse si la importante reducción de accidentes de sus coches no merece importantes bajadas en el precio de los seguros.

Tesla continúa dando pasos para convertirse en la marca de referencia del vehículo autónomo. No solo ha sido capaz de marcar la diferencia con respecto al resto de marcas gracias a la unión de tecnología, diseño y creatividad, sino que su capacidad para minimizar los accidentes al volante provoca que muchos usuarios alrededor del mundo se decanten por uno de sus automóviles. Y, ahora, está dispuesta a revolucionar el mundo de los seguros y de las reparaciones.

La compañía de Elon Musk ya ha puesto en marcha su nuevo plan de trabajo, basado en una simple premisa: si sus vehículos sufren menos accidentes y menos averías que el resto de coches del mercado, ¿por qué las compañías de seguros no ofrecen unos precios acordes con su coche autónomo? Tesla ha analizado que, en el mejor de los casos, los descuentos son de un irrisorio 5%, algo que les ha abierto los ojos: ¿por qué no entrar de cabeza en un nuevo negocio?

¿Hay menos accidentes?

A día de hoy, los estudios de la Administración de Seguridad de Tráfico de EEUU aseguran que la tasa de accidentes ha bajado un 40% desde el primer Tesla autónomo.

“Tenemos un plan para el futuro. Cuando alguien compra un Tesla, no solo tiene en cuenta sus características de seguridad, sino que también valora el coste del mantenimiento del vehículo. Así, vamos a ofrecer un precio único para el coche, los arreglos y el seguro”, confirmaba su presidente, Jon McNeill, durante la presentación de los resultados de la empresa del cuarto trimestre de 2016, un evento que tuvo lugar durante la semana pasada.

El propio Elon Musk lo confirmaba, asegurando que Tesla ya ofrece esta opción: “Si nos encontramos con que los proveedores de seguros no rebajan la prima del seguro de manera proporcional al riesgo que tienen estos vehículos, entonces tendremos que ser nosotros quienes lo hagamos”, confesaba. Y es que la idea de Tesla es clara: ofrecer un precio único a la hora de comprar el coche en que se engloben el propio automóvil, el coste de asegurarlo y sus hipotéticos arreglos.

Un 90% de descenso de accidentes

De hecho, Tesla ya ha empezado a comercializar vehículos con estas predisposiciones en Australia y en Hong Kong. Y es que la firma está convencida de que la segunda generación de sus pilotos automáticos reducirá en un 90% los accidentes de sus vehículos. Si esta situación se cumple, evidentemente los gastos derivados de un impacto, tanto en el propio coche como en ajenos, desaparecen casi por completo. El taller solo lo acogería para el mantenimiento.
Tesla ha roto un modelo de mercado: el consumidor ha encontrado vehículos de apariencia deportiva que son capaces de conducir por sí mismos. Y, si ahora, el precio del seguro y de los arreglos se incluye en la misma cuota del pago del coche, puede reventar otros dos nichos que, hasta la fecha, eran indispensables en la industria de la automoción. La compañía de Elon Musk continúa innovando: del éxito de Australia y Hong Kong dependerá que expanda su plan al resto del mundo.

 

Más info aquí

El coche autónomo es inviable según el presidente de FESVIAL

Queda mucho por hacer para llegar al nivel 5 y son tecnologías muy complejas, caras, vulnerables y con tal nivel de mantenimiento, que habrá que plantearse si su implantación es viable y rentable, según el presidente de FESVIAL

El coche autónomo está en el objetivo más inmediato de las principales firmas de automoción. Ya se están realizando numerosas pruebas de conducción en tráfico real, y muchas de las tecnologías empleadas en el futuro vehículo sin conductor son una realidad en los coches que día a día salen de las líneas de producción. La frenada asistida, control de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, etc, son elementos cada vez más habituales, aunque la conducción completamente autónoma, el conocido como «nivel cinco» todavía no es viable.

Así piensa Luís Montoro, presidente de FESVIAL, que ha participado en la II Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, organizada por Seguridad Vital (RTVE) y FESVIAL, y promovida por Carglass España.

Montoro considera que «vivimos en una época peligrosa, con muchos inventos y pocas reflexiones. Hay mucho a debatir y por eso tienen sentido jornadas como las que hacemos aquí». Para el catedrático de seguridad vial «no se puede pensar en coche autónomo solo en términos de tecnología, porque estas tecnologías afectan al entono, las personas, la economía y la sociedad. En esta segunda revolución del automóvil el optimismo tecnológico, que no se dio en el Siglo XIX en la primera, quizá nos está cegando para ver que existen muchas cuestiones más allá de la tecnología».

Montoro enumeró algunas de esas cuestiones: «¿Qué seguro va a tener?, ¿A qué edad se podrá usar?, ¿Quién tendrá la responsabilidad en un accidente?, ¿Quién decidirá el dilema moral en una situación complicada?, ¿Qué formación tendremos? ¿Van a desaparecer millones de conductores profesionales? ¿Habrá policías de tráfico y multas? ¿Quién controlará el mantenimiento de los sistemas laser, radar, cámaras y satélites de los coches autónomos?».

El presidente de FESVIAL tiene claro

El presidente de FESVIAL tiene claro que «antes de llegar al nivel 5 de conducción autónoma, queda mucho por hacer en lo tecnológico, pero sobre todo en lo legal, personal y social. La revista Technology Review ha recogido 150 problemas graves que están por solucionar sobre el coche autónomo. Afirman que actualmente es imposible programar vehículos que predigan lo que van a hacer vehículos y peatones, que para eso haría falta la inteligencia artificial. Según muchos expertos, en el nivel 5 el coche autónomo ha de ser propositivo, creativo y anticipativo, algo imposible de programar hoy en día».

Para Montoro, hoy en día se registran fallos graves en conducción nocturna, o con lluvia, nieve o niebla. Los sistemas autónomos actuales necesitan un tiempo de análisis y reacción ante «algunas de las miles de situaciones que se pueden encontrar; a veces, hasta 7 segundos para pensar y reaccionar». También existen problemas para reconocer señales y marcas viales si no están perfectamente mantenidas. Hay limitaciones graves en reconocimiento de peatones y ciclistas, por ejemplo si un peatón se agacha en un paso de cebra.

Los propios sistemas del coche también pueden resultar una amenaza para la seguridad. «Otro problema grave es la comunicación en tiempo real con los satélites que guían al coche, si hay una pequeña desconexión, puede haber un accidente. O si se ensucia una cámara, por ejemplo, por el excremento de un pájaro, el coche pude tener graves problemas. Con las marcas viales ya se ha demostrado que solo con un puntero láser y un reflejo de luz se puede engañar a coches autónomos…».

La conclusión final de Luis Montoro es que «queda mucho por hacer para llegar al nivel 5, aunque nadie duda que se llegará. Eso sí, son tecnologías muy complejas, caras, vulnerables y requerirán tal nivel de mantenimiento, que habrá que plantearse si la implantación es viable y rentable, aunque sea técnicamente posible».

 

Cómo conducir de forma eficiente, en diez consejos

Cómo conducir de forma eficiente, en diez consejos

En la gasolinera están a punto de tenderme una alfombra roja. Paso cada 48 horas por allí. Son las cosas de dedicarse, día sí, día también, a eso de dar vueltas por la ciudad a bordo de un coche. El caso es que el otro día, mientras pagaba (¡ay!) el importe de mi depósito de gas-oil a precio de oro negro, reparé en unos papelitos que había en el mostrador.

Eran unas octavillas que contenían “10 consejos para ayudarle a conducir de la forma más eficiente“. Editados por Europia y la Comisión Europea, esos papelitos resumen de una forma bastante acertada lo que debería ser el decálogo de un conductor que no quiera acabar comiendo de la caridad por sobrealimentar a su vehículo, que dicen que estamos en tiempos de vacas flacas y hay que apretarse el cinturón (todavía más).

No son consejos excesivamente novedosos, pero se pueden seguir sin necesidad de ser un experto del volante.

1. Observe las instrucciones de mantenimiento de su coche y revise periódicamente el nivel de aceite.
Porque un coche mal cuidado es un coche que consume más y contamina mucho más. Cada motor merece un programa de mantenimiento, unas revisiones, unos cambios de aceite. Cada coche tiene un libro de mantenimiento donde se especifica qué plazos deben transcurrir entre revisión y revisión. No llevar este mantenimiento al día es exponerse a gastar más y a quedarse tirado en el momento menos pensado.

2. Revise la presión de los neumáticos cada mes.
Porque unos neumáticos con una presión inferior a la marcada por el fabricante pueden aumentar el consumo hasta en un 4% según datos de la Agencia Internacional de la Energía, además de ser un pasaporte para el desgaste prematuro e irregular del único punto de contacto del vehículo con el suelo.

3. Retire peso innecesario del maletero o de los asientos traseros.

Porque cuanto más cargado vaya el coche, más tendrá que trabajar el motor para arrastrarlo y más carburante consumirá. En un maletero no pintan nada las cosas de la playa cuando en la calle está granizando, de la misma forma que no tenemos por qué acarrear una lata de aceite si el coche no tiene pérdidas. Diez cosas que pesan “un kilillo de nada” suman 10 Kg.

4. Cierre las ventanas, sobre todo cuando circule a alta velocidad y retire el portaequipajes cuando lo lleve vacío.

Porque así se reduce la resistencia al aire y se puede disminuir el consumo de carburante y las emisiones de CO2 hasta en un 10%, según datos de la Comisión Europea. Circular por carretera o autopista con las ventanas abiertas o con la baca montada equivale a cargarse buena parte de los estudios de aerodinámica que se llevan a cabo cuando se diseña el vehículo.

5. Utilice el aire acondicionado sólo cuando sea necesario.

Porque el uso excesivo de aire acondicionado aumenta el consumo de carburante y las emisiones de CO2 hasta en un 5%, según datos de la Comisión Europea. Claro que, puestos a elegir, circulando a alta velocidad siempre será mejor utilizar el aire acondicionado que las ventanas abiertas.

6. Inicie la marcha en cuanto encienda el motor y apáguelo cuando esté detenido durante más de un minuto.

Porque los motores modernos están diseñados para ser más eficientes cuando el conductor comienza el trayecto en cuanto enciende el motor. Atrás quedaron los tiempos del “enciéndelo ya y deja que se vaya calentando”. Hoy en día la inyección de combustible se realiza considerando, entre otros muchos parámetros, la temperatura del motor. Y porque gastar con el coche parado es de tontos. Se apaga cuando no hace falta, se enciende cuando se necesita y ya está.

7. Conduzca a velocidades razonables y, sobre todo, hágalo con suavidad.

Porque cada vez que aceleramos bruscamente el motor consume más carburante y produce más CO2. Porque cada vez que frenamos bruscamente sometemos a un sobreesfuerzo tonto a los sistemas de frenado y de suspensión y a las ruedas y neumáticos. Y porque acelerar fuertemente para acabar frenando al cabo de un suspiro es tirar el dinero. No vale la pena. A corto plazo, la suavidad al volante es economía para nuestro bolsillo. A largo plazo, la suavidad al volante es vida para el vehículo.

8. Intente anticiparse al tráfico

Porque de esta manera nos evitaremos los extremos a los que refiere el punto anterior. Para anticiparse es básico mantener siempre una distancia razonable en relación con el resto de vehículos, observar y entender lo que nos rodea y decidir y actuar cuanto antes, para evitar que las situaciones nos pillen con el paso cambiado.

9. Cambie de marcha cuanto antes mejor.

Porque las marchas largas (4ª, 5ª y 6ª) son las que menos carburante consumen, según datos de la Comisión Europea. Claro que de nada servirá pasar a una marcha larga si nos empeñamos en acelerar bruscamente para recuperar velocidad a toda costa tras haber cambiado de marcha. La idea es que pasemos de marcha para relajar el motor, haciéndolo trabajar al mínimo régimen de vueltas posible.

10. Considere la posibilidad de compartir coche para ir a trabajar o durante su tiempo libre.

Porque de esta manera se reduce el tráfico y el consumo de carburante. Cuando varias personas comparten una necesidad de movilidad, lo inteligente es economizar recursos. Buscar excusas peregrinas es lo más parecido a enrocarse en el consumo irracional. Si se puede hacer y todos los ocupantes son gente honrada, limpia y aseada, ¿por qué no compartir el viaje?

Consejos de bolsillo para beneficio de nuestro bolsillo. Ni más ni menos.

Más información | Save more than fuel

Potencia REAL de un Tesla Model S P100D en un banco de rodillos

Tesla se ha empeñado en lanzar modelos cada vez más rápidos y potentes. Tanto en el Model X como en el Model S hay versiones con cifras de potencia, elevadísimas, hasta el punto de que el Model S P100D ha conseguido ser el coche de producción más rápido de la historia de entre todos los que ha cronometrado la publicación estadounidense Motor Trend, con un 0-96 Km/h en sólo 2,275 segundos con su modo Ludicrous+ activado. Sobre el papel, los dos motores del Model S P100D declaran una potencia total, que no real, de 567 kW (760 CV) pero, ¿cuál es la cifra de potencia real que llega a las ruedas?

Hasta ahora se desconocían dichas cifras de potencia y par reales que llegaban a las ruedas del Tesla Model S P100D.

Sin embargo, en el canal de YouTube DragTimes han renovado su P85D por un P100D y han decidido llevarlo a un banco de pruebas de rodillos.

El principal escollo al que se enfrenta un coche eléctrico tan potente como el Model S P100D para medir su potencia en un banco de pruebas de rodillos es que estos están diseñados para trabajar con motores de combustión, los cuales tienen que incrementar paulatinamente su rango de rpm hasta entregar su pico de potencia. Sin embargo, los motores eléctricos entregan todo su par desde el primer instante. Esto, unido a la enorme potencia del Tesla y su inmensa capacidad de tracción (a las cuatro ruedas), provocó en este caso que hubiera que intentar varias veces la medición pues el coche no hacía más que patinar sobre los rodillos, dificultando así la posibilidad de obtener lecturas correctas.

¡1247 Nm!

Tras varios intentos, el Model S P100D de serie a nivel mecánico y con el modo Ludicrous+ activado, marcó un pico de 588 CV de potencia a las ruedas y un par de, atención… ¡1247 Nm! Aún así, lo más impresionante quizá no sea que la cifra de par sea cercana a la que entrega un todopoderoso Bugatti Chiron sobre el papel sino que ambas cifras ni siquiera son el máximo real del Tesla. Debido a los problemas de tracción mencionados antes, hubo que hacer las mediciones partiendo con el coche en marcha y no desde parado; aún así, el Model S P100D hizo patinar las ruedas, lo que significa que por momentos entregó más potencia de la que los rodillos podían digerir.

 

Dicho de otra forma: ni siquiera estas espectaculares cifras prestacionales son las máximas reales del buque insignia de Tesla. Y, viendo el ritmo de actualizaciones e incrementos de potencia y mejoras prestaciones que lleva Tesla, no sería raro que el P100D se vea pronto superado en la gama de la marca de eléctricos estadounidense.

NanoFlowcell Quant 48 Volt tendrá 1.000 kms de autonomía y 760cv

Llega una nueva versión del nanoFlowcell Quant denominada 48 Volt que tiene una potencia de 760 caballos y 1.000 kilómetros.

Hace poco más de un año te contábamos todo sobre el nanoFlowcell Quantino, el primer deportivo eléctrico del mercado con baterías de flujo. Pues ahora tenemos novedades sobre una versión evolucionada cuya premiere veremos en el próximo Salón de Ginebra, el 7 de marzo.

Este nuevo concept de nanoFlowcell se denomina Quant 48 Volt y su tecnología se basa en un fluido derivado del agua marina que se convierte en el conductor perfecto para la electricidad, permitiendo alargar la vida de las baterías. La electricidad se genera al juntar dos electrolitos líquidos, uno con carga positiva y otro con carga negativa que generan una reacción que crea la electricidad. Este combustible tiene como ventaja que es biodegradable, no tóxico y bastante barato, con un precio estimado de unos 10 céntimos el litro. Además, el método de carga es bastante rápido.

El Quant 48 Volt acelera de 0 a 100 kilómetros/hora en 2,4 segundos y alcanza los 300 kilómetros/hora.

El Quant 48 Volt cuenta con dos depósitos para almacenar esta solución acuosa que pueden recargarse cuando sea necesario y que potencian la autonomía de sus baterías, necesarias para mover nada menos que cuatro propulsores eléctricos que proporcionan un sistema de tracción total y una potencia conjunta de 760 caballos.

Con esta cifra el Quant 48 Volt tiene unas prestaciones excelentes como una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 2,4 segundos y una velocidad punta de unos 300 kilómetros/hora. NanoFlowcell ya ha realizado diferentes pruebas en carretera abierta en Alemania, si bien es la primera vez que vemos esta galería de imágenes como anticipo a la presentación oficial el próximo día 7 de marzo en el Salón de Ginebra.